OPINION

JAMALA CUMPLIÓ CON MIS EXPECTATIVAS.

27 Jun , 2016   Video

Han pasado unas semanas desde que Jamala, representante de Ucrania, se ha proclamado ganadora del Festival de Eurovision 2016. Sin duda, para mi ha sido un año muy especial, ya que he podido vivir, por primera vez, el Festival de Eurovisión en primera persona, en directo. He respirado un ambientazo increíble en las calles de Estocolmo, en el Globen Arena, en la Eurovillage, sin duda nada que ver vivirlo desde casa, a vivirlo en directo. Ha sido una experiencia enriquecedora en todos los aspectos. Distinto idioma, distinto clima, distintas tradiciones, distinta moneda…. El conjunto solo puedo describirlo como ideal. Pero hoy, quiero inaugurar mi sección de opinión compartiendo con vosotros mi posición sobre la victoria de Jamala, que sin duda, pasará a la historia del Festival de Eurovisión como una de las ediciones más polémicas y con más controversia.

El ambiente en el Globen era fantástico, la fiesta estaba siendo apasionante, Letonia acababa de reventar el escenario y esperábamos a una Ucrania oscura, pero con mucha luz a su vez. Y así fue, Jamala entró al escenario y mi mente automáticamente no pudo evitar concentrarse y prestar suma atención a su actuación. Sin duda, para mi un tema que tenía todo para ganar, y claro está, que consiguió el objetivo. 1944 comienza a sonar y desde el primer momento el sonido de la canción crea una atmósfera increíble, el público se queda hipnotizado mirando y escuchando un sonido que sin duda era único, una melodía que te envolvía y te metía dentro de la canción. La gente se quedó muda durante la actuación, era imposible dejar de mirar a ese escenario, la voz de Jamala transmitía tanto,  que me hacía sentir una relajación increíble. Jamala no necesitaba ni música para transmitirte la canción, tenía tanta presencia y ponía tanto sentimiento a la hora de cantarla que no me hubiera hecho falta nada más que ella y su voz para volver a poner la mano en el fuego por su victoria. Sin duda, fue una actuación emocionante donde no faltó nada, había voz, y cuando hablo de voz, no me refiero a que tenga un amplio registro, sino a una voz que tiene una identidad propia, muy marcada y muy fácil de identificar, una expresión corporal magnífica, que transmite perfectamente el sentimiento de dolor y de agonía, una melodía tan sumamente distinta al resto de candidaturas que destaca por sí misma y una puesta en escena muy bien conseguida en cuanto a saber marcar bien los distintos momentos de la canción.

En definitiva, tenía todo para ganar, y cuando digo todo, es todo.

Las votaciones fueron las más emocionantes que yo recuerdo en la historia del Festival, el nuevo sistema de votación no sé si será mejor o peor, pero de lo que no me queda duda, es que en emoción le da mil vueltas al sistema que se había usado hasta este año. Y por si fuera poco, Ucrania y Rusia se jugaban la victoria en un mano a mano, teniendo en cuenta la situación actual entre ambos países. Es cierto, que muchas de las personas que estaban en el Globen Arena, no entendieron muy bien el nuevo sistema de votación, y creó un poco de dudas, pero supongo que todo será cuestión de acostumbrarse.

En el Globen se respiraba la tensión, además, la mayoría de público que se encontraba allí tenía una especial debilidad por Australia. Cuando se supo que Australia no ganaría, el Globen gritó un gran ohhh. Había muchas ilusiones, como ya os digo, entre los allí presentes, en la candidatura australiana. Faltaban conocerse los votos del público a Rusia y Ucrania y, no sé si desde la tele se sentiría, pero en el Globen la gente no daba crédito a lo que estaba sucediendo, los allí presentes realmente no daban como favorito para ganar a ninguno de ellos, de ahí, que una gran parte de la grada abandonara el estadio antes de saber el resultado final (cosa que no llego a comprender). Cuando se supo que Ucrania había ganado, por un lado, el público lo celebró muchísimo pero pensando más bien en la situación política, y lo que suponía a Ucrania haber ganado y de qué manera a Rusia, pero por otro lado, la gente no quedó muy conforme, ya que no es una canción con un corte comercial que vayan a poder escuchar mas a menudo sino más bien pasará a la historia y será sumamente recordada por las circunstancias en las que ganó más que por la canción.

Bueno, espero poder haberos transmitido un poquito la sensación que tuve allí en directo. Disfruté como una niña con un juguete nuevo…

 

 

, , , ,

By  -        
Hola¡ Gracias por leer nuestra web yosoyeurovision¡ Mi nombre es Lucia, si te gusta nuestra web dedicada al Festival de Eurovisión, comparte esta entrada en tus redes sociales y contribuirás a que sigamos creciendo. Un saludo amigo¡



2 Responses

  1. Álvaro dice:

    Como me gustaría vivir alguna vez una experiencia así… pero me da mi que como no ahorre algo jejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *